Corporales – Liposucción

La liposucción es una de las maneras más sencillas y rápidas de remover grasa de zonas específicas del cuerpo en las cuales otros tratamientos y métodos no han resultado lo suficientemente efectivos. Muchas mujeres y hombres usualmente tienen dificultades en hacer desaparecer la grasa de la zona abdominal, una de las secciones del cuerpo que más intervenciones cosméticas recibe en el mundo.

La liposucción en sí es un procedimiento mínimamente invasivo para mejorar la figura a través de la remoción de la grasa que históricamente ha sido difícil de eliminar a través de dietas y rutinas de ejercicio.

A pesar de que existe la creencia de que la liposucción es la última solución para perder peso, en realidad esta técnica está pensada para esculpir el cuerpo a partir de la eliminación de grasa, por lo que no solo es una forma de adquirir una figura delgada sino más un método para contornear la forma del cuerpo con la disolución de pequeños cúmulos de grasa en áreas muy específicas.

En cuanto a los métodos para modificar la forma de la zona abdominal, la liposucción es mucho menos invasiva que la abdominoplastía y otros procedimientos similares, especialmente porque pretende eliminar la grasa de zonas muy específicas, razón por la cual esta no es la técnica recomendada para aquellos que desean perder grandes cantidades de peso corporal.

Asimismo, no es un procedimiento efectivo para la eliminación de las estrías, la piel estirada o la celulitis, porque durante la liposucción en sí no se realiza ningún tipo de estiramiento o levantamiento.

Cómo es el procedimiento de una liposucción

Para iniciar la operación, una pequeña incisión es hecha en la zona en la que se pretende extraer los cúmulos de grasa, los cuales son succionados a través de cánulas o tubos de acero inoxidable. Estos tubos succionan los excesos de grasa con el apoyo de una aspiradora quirúrgica una jeringa de uso manual. Debido al hecho de que la liposucción es considerada un procedimiento ambulatorio, es bastante excepcional cuando un paciente debe pasar la noche en el área de hospitalización. Esto solo sucede en los casos en los que, por alguna razón, la cantidad de tejido extraído en una sesión de liposucción es elevada.

A veces el procedimiento es realizado en conjunto con otras intervenciones quirúrgicas para contornear la figura del cuerpo, tales como la abdominoplastia y el aumento de gluteos. En esos casos, la recuperación puede durar mucho más.

Costo del servicio

En los Estados Unidos, el costo de una liposucción está tasada en unos $2,500 a $7,000 dependendo en diferentes factores como el tamaño del área a tratar, el hospital en el que va a ser realizada la operación, el costo de participación del anestesiólogo, la ubicación geográfica del paciente. Por ejemplo, las liposucciones en el abdomen o en la zona de los glúteos es mucho más costosa que una liposucción en el mentón o en el cuello.

Este tipo de procedimiento médicos en países de América Latina resultan muchísimo más económicos que en los E.E.U.U., y en países como Perú pueden llegar a costar hasta un 50% menos de lo que costaría en un hospital estadounidense o europeo. En este último continente, las liposucciones pueden alcanzar precios de unos 3,000 euros.

Debido al hecho de que la liposucción es un procedimiento opcional,  no está cubierto por ningún seguro médico. Así mismo, la manera en la que se cobra el servicio de liposucción depende mucho el consultorio médico y en sus diversas políticas y precios, que pueden estar relacionadas con el número de intervenciones o procedimientos que se hacen en una misma intervención. Asimismo, las facturas usualmente también contemplan los medicamentos prescritos y los implementos postoperatorios.

Recuperación después de una liposucción

Después de tener una liposucción, es bastante común tener que aplicar compresas y vendajes elásticos para disminuir la hinchazón y comprimir la piel y los contornos del cuerpo que fueron tratados. También es bastante común que lo doctores dejen canales de drenaje para remover los excesos de sangre y fluidos que puedan acumularse después de la cirugía.

Aparte, es probable que recibas recomendaciones por parte del doctor como:

  • Ser muy cuidadoso con los drenajes dispuestos en las incisiones.
  • Tratar de la manera correcta el área que fue operada para evitar complicaciones.
  • Estar alerta y ser cuidadoso con los signos y síntomas que puedan ser pruebas de algún tipo de infección o complicación mayor.
  • Tomar las medicinas y el tratamiento de manera correcta para permitir que las heridas sanen.
  • Visitar la oficina médica con frecuencia para tener chequeos.

El tiempo de la recuperación depende de la cantidad de grasa que es extraída en el área tratada. Se recomienda a los pacientes no ir a trabajar durante alguna semanas, pero en algunos casos, algunas personas solo necesitan algunos días para volver a trabajar. La duración del reposo médico oficial depende de la decisión y las sugerencias del doctor, las cuales son extremadamente importantes para sanar tan pronto como sea posible.

Los pacientes probablemente no verán cambios inmediatos y resultados impresionantes debido a que la hinchazón y los moretones son comunes justo después de la cirugía, pero la peor parte del periodo de mayor inflamación desaparecerá en tan solo unos días y seguirá decreciendo progresivamente. Sin embargo, es bastante común que las persona aún puedan ver algo de elevación en la zona operada incluso 9 meses después de la cirugía.

En cuanto a la sensación de dolor, debido a la naturaleza de la liposucción, es bastante frecuente que los pacientes se sientan adoloridos al inicio del proceso de recuperación. La mayor parte de la gente dice que los primeros dos días son los peores de la experiencia postoperatoria, pero a partir del tercero, el dolor disminuye en gran medida. No obstante, no es común que los pacientes sientan molestias agudas y punzantes y cuando sucede, usualmente tiene que ver con algún tipo de infección o complicación mayor.

Las personas que deciden participar en una liposucción deben ser bastante pacientes acerca de los resultados porque, aunque no es una cirugía complicada, la fase de recuperación requiere de un tiempo largo para finalizar. En tal sentido, es bastante típico que los pacientes se acerquen a los consultorios de sus cirujanos con un sentimiento de estar defraudados o molestos. Este proceso lento de recuperación es algo que las personas que van a tener una liposucción deben tomar muy en cuenta.

Beneficios de una liposucción

Los mejores candidatos para una liposucción son aquellos que están muy cerca de sus pesos ideales pero continúan batallando en contra de la eliminación de los excesos de grasa en lugares específicos del cuerpo que son difíciles de rebajar. Esta experiencia quirúrgica dará a cualquiera una figura perfectamente esculpida para mejorar su autoestima y su confianza.

Este método es la clave para desbloquear el máximo nivel de la perfección corporal y muchos modelos y personalidades del espectáculo han encontrado en este procedimiento la fórmula secreta para esculpir sus figuras en la mejor versión de sí mismas. Así que si estás buscando un cuerpo clase A, esta podría ser la intervención quirúrgica perfecta para ti.

Factores a considerar antes de tener una liposucción

Las liposucción pueden ser realizadas en cualquier persona, hombre o mujer, que tenga un índice de masa corporal menor a 27. No hay un límite en cuanto a la edad en la que puedas tener una lipoescultura, pero es importante recordar que envejecer significa también perder mucha elasticidad en la piel, lo cual puede ser problemático durante la fase de recuperación y puede conllevar a la generación de resultados poco satisfactorios cuando las expectativas no están alineadas con las posibilidades.

El consumo de drogas y cigarro puede generar complicaciones durante la intervención quirúrgica y el proceso de recuperación, por lo que usualmente se le sugiere a los pacientes dejar el cigarro desde meses antes de la operación, en aras de prevenir cualquier inconveniente posible.

Asimismo, es importante destacar que los resultados de este método no son completamente inmediatos y que el proceso de recuperación es largo, así que la paciencia es necesaria para cualquiera que quiera vivir una buena experiencia con una cirugía de liposucción.

Siguiente paso

Si quiere realizarse este procedimiento como parte de la cirugía plástica en Perú realizada por el Dr. Cesar Calderón, contáctenos al: 951685382 o  tlf: (044) 422760 y programe una consulta.

Recent Posts

Leave a Comment

glùteo