¿CUANDO PUEDO EJERCITARME DESPUÉS DE UNA CIRUGÍA CORPORAL?

¿CUANDO PUEDO EJERCITARME DESPUÉS DE UNA CIRUGÍA CORPORAL?
No hay comentarios »

Cada vez son más las personas que deciden someterse a una cirugía plástica con el fin de obtener una figura deseada y adaptada a sus necesidades. Sin embargo, muchas personas piensan equivocadamente que la cirugía plástica los salva del ejercicio físico.

Si estás pensando en realizarte una intervención estética corporal (abdominoplastia, liposucción o mamoplastia) el ejercicio postoperatorio es esencial.

La única forma de alcanzar los objetivos y el nivel del que tienes definidos es enfocarte en sesiones de entrenamiento. Es tu responsabilidad trabajar por el mantenimiento de los resultados de la operación. La cirugía funciona como una ayuda para ti, pero no controlará tu alimentación; ese es TU trabajo.

La figura esbelta, atractiva y en armonía que buscas, necesita un poco de ejercicio; esa es la fórmula para lucir genial y más natural.

¿ CUÁL ES EL MOMENTO IDEAL PARA INICIAR MI RUTINA DE EJERCICIOS?

Es importante que sepas que cada cirugía cumple un proceso de recuperación diferente, de igual forma sucede con cada cuerpo.

ABDOMINOPLASTIA

Ejercitar el abdomen es esencial luego de este procedimiento, de lo contrario eventualmente se perderán los efectos de la cirugía.

Para comenzar son muy apropiado realizar ejercicios en bicicleta estática para hacer que el cuerpo retome su memoria muscular. Prueba también ejercicios de estiramiento para retomar la flexibilidad.

Regularmente se pueden empezar a realizar ejercicios isométricos a partir de la sexta semana, esto te permitirá fortalecer los músculos abdominales. Puedes iniciar con planchas, recuerda siempre que el tamaño debe ser progresivo.

Consulta a tu médico con cuántas sesiones semanales puedes iniciar. En la semana 8 puedes introducir ejercicios de tonificación ( flexión, flexión lateral y rotación de tronco).

Tu médico también puede levantar la restricción de peso, lo que permite ejercicios de entrenamiento con pesas.

Como en la liposucción, a partir del segundo mes se eliminaría la electroestimulación en caso de haberla utilizado y nos centraremos en los ejercicios de tonificación muscular con una frecuencia semanal de 3-4 sesiones.

LIPOSUCCIÓN

La realización de una liposucción debe convertirse en una motivación para modificar tu alimentación y tu rutina de ejercicios. Una liposucción no quiere decir que no engordaras jamás.

Por lo contrario, algunos pacientes han notado que llevar una vida de alimentación y ejercicio desordenado los ha hecho más propensos a aumentar de peso en zonas del cuerpo que no eran problemáticas anteriormente.

La rutina de ejercicios se inicia con caminata suave tres o cuatro días después de la liposucción. Es esencial realizar ejercicios en forma moderada para evitar la formación de coágulos de sangre en las piernas y otras complicaciones postperatorias.

En dos semanas más se considera posible aumentar la actividad y hacer ejercicios que requieran más energía.

Luego del primer mes se considera apropiado implementar rutinas de ejercicio un poco más rudas pues el cuerpo está prácticamente sanado.

Igualmente recuerda siempre consultarlo con tu especialista.

MAMOPLASTIA

Al principio de la etapa de recuperación mantente alejada de actividades que puedan generarte algún trauma, como por ejemplo el kick boxing.

El cardio se considera bastante ideal luego de un mes haberse realizado una mamoplastia de aumento. Practicar ejercicios físico antes del mes está totalmente descartado.

Utilizar un sujetador que mantenga tus pechos firmes también es muy recomendable lo antes de que pase el mes de recuperación para la mamoplastia.

En intervenciones corporales como la abdominoplastia o liposucción se considera que en 6 u 8 semanas ya no existirán vendas. Sin embargo, levantar objetos pesados ​​todavía no es prudente.

La rutina de ejercicios no debe incluir ejercicios dirigidos a los músculos abdominales, al menos no sin aprobación.

Se considera que a partir de las 4 semanas es responsable iniciar con ejercicios sencillo,aunque cada recuperación es distinta, en esta  época es recomendable que te ejercites para mejorar los resultados.

Caminar ayudará a promover el flujo de sangre, acelerando así el proceso de curación. Estos ejercicios también reducen el riesgo de coágulos sanguíneos y tonifican sus músculos.

Los ejercicios de flexibilidad también te ayudarán a recuperar más fácilmente las facultades de tu cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu