Otoplastia

Otoplastia
No hay comentarios »

OTOPLASTIA (CIRUGÍA DE OREJAS) – LIMA PERÚ

La otoplastia, también conocida como cirugía de orejas, es un procedimiento quirúrgico diseñado para reducir el tamaño aparente de las orejas. Es importante resaltar el término “aparente”, ya que no todos los procedimientos cambian el tamaño real de la aurícula o pabellón auricular, la parte externa de la oreja. Este procedimiento mejora en gran medida el aspecto físico de los pacientes, lo que tiene un impacto positivo en su autoestima.

Este tipo específico de cirugía es más común entre adolescentes y niños. Sin embargo, que muchas personas adultas, que no tuvieron la suerte de tenerlo durante su infancia, también son buenos candidatos para el proceso. Es un método poco invasivo que generalmente no genera mayores complicaciones y tiene un proceso de recuperación rápido.

Aunque puede parecer trivial, para muchas personas tener orejas grandes puede ser un factor importante para su autoestima. La intimidación a lo largo de la experiencia escolar es muy normal y, incluso durante la edad adulta, las cicatrices emocionales persisten y pueden afectar la salud mental de los pacientes. Es por eso que procedimientos rápidos y fáciles como la otoplastia son una opción útil para muchos.

¿QUIÉN ES UN BUEN CANDIDATO PARA UNA OTOPLASTIA?

Como se dijo, la otoplastia es muy frecuente en niños de 4 a 7 años. Si se trata de un caso de prominencia de la oreja que podría estar influyendo en la autoestima del niño, se recomienda hacer seguimiento al comportamiento del niño. Los niños deben ser observados durante varios días, vigilando su actitud en la escuela, entre sus amigos o círculos sociales. Antes de llevar a sus hijos a las salas de operaciones, debe asegurarse que el procedimiento sea algo que él o ella desee.

También es una buena alternativa para adultos que tienen orejas prominentes, alargadas o irregulares y/o lóbulos con las mismas características. En general, dado que es un método ambulatorio, los adultos de todas las edades son buenos candidatos para llevar a cabo este tipo de cirugía. El nivel de invasividad es tan bajo, que es una de las pocas cirugías plásticas que se puede hacer en niños y adolescentes en casi cualquier lugar del mundo.

ANTES DEL PROCESO

La otoplastia es, de hecho, una intervención muy simple para corregir la posición de la oreja. Antes de comenzar la cirugía, el cirujano le pedirá información sobre la salud y sobre sus preocupaciones importantes al paciente. Es relevante que el paciente use ese primer espacio para resolver cualquier duda que pueda tener, de modo que el resto del proceso pueda fluir con calma. En ese sentido, el paciente debe aclarar cualquier cosa sobre la fase preoperatoria, la operación misma y la fase postoperatoria, incluidos posibles inconvenientes y complicaciones. Por otro lado, el médico le pedirá información clave sobre la salud y las condiciones mentales.

También es esencial para la relación entre el paciente y el médico, y el logro de resultados satisfactorios, que sean alineadas las expectativas. De tal modo que no exista confusión cuando el paciente vea el aspecto final de sus orejas. Esta cirugía busca encontrar una mejora en la apariencia física. Sin embargo, como en cualquier otro tipo de cirugía plástica, la perfección es imposible. Los pacientes no deben esperar una simetría perfecta, ya que esto no es un aspecto natural.

DURANTE LA CIRUGÍA

La intervención siempre se realiza en un hospital o consultorio médico que reúna las condiciones necesarias. Como se trata de un procedimiento ambulatorio, generalmente se realiza fuera de la sala de operaciones y con frecuencia es efectuado en una sección menos formal del centro médico.

La anestesia local generalmente se implementa con sedación en casos de pacientes particularmente jóvenes. Sin embargo, a veces el cirujano puede preferir el uso de anestesia general, especialmente los adultos.

El procedimiento comienza con una pequeña incisión detrás de las orejas, con el objetivo de no dejar cicatrices visibles. Después de esto, el cirujano procede a remodelar el cartílago de la aurícula, reformandolo según la forma requerida para lograr los resultados esperados. Por lo general, el cartílago se lleva hacia atrás para que las orejas no se vean demasiado prominentes. En ciertos casos, el médico retira secciones enteras del mismo para encontrar una apariencia natural cuando se cambia la posición de las orejas. Los cirujanos frecuentemente dejan puntos internos para mantenerlos la oreja en su lugar. Para cerrar el procedimiento, se elimina una sección de la piel de la base posterior de la aurícula.

A pesar de que algunos pacientes puede que tengan solo una oreja antiestética, generalmente ambas son alteradas para lograr una apariencia de regularidad.

En casos de microtia, cuando el paciente tiene un tipo de orejas que no se desarrollaron correctamente o se han lesionado por algún accidente, la cirugía puede llevar mucho más tiempo. Dado que las orejas podrían requerir técnicas especiales de reconstrucción. En tales situaciones, se recomienda buscar un cirujano especializado en casos reconstructivos.

Toda la intervención dura alrededor de 2 a 3 horas

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

Algunas molestias son comunes después de la cirugía, pero no será una experiencia fuertemente dolorosa. Hormigueo, inflamación, sensaciones alteradas, dolor leve y sensación de obstrucción del canal auditivo externo, son los problemas comunes.

El tiempo estimado de recuperación es solo una semana para actividades normales y al menos un mes para experiencia extrema y deportes que requieren el uso de cascos que pueden afectar las suturas

RECOMENDACIONES POSTOPERATORIAS – OTOPLASTIA

  • Mucho reposo durante aproximadamente 24 a 48 horas después de la cirugía y descanso relativo durante 8 días.
  • Tomar los analgésicos sugeridos por su cirujano.
  • Tomar los antibióticos recomendados para su caso específico. Respecto a este tema, también se recomienda comer yogurt durante el tratamiento con antibióticos ya que ese tipo de medicamento puede afectar la flora intestinal
  • Usar el vendaje que se sugiere para evitar los movimientos de las orejas.

Ten en cuenta que siempre debes elegir al mejor cirujano plástico para evitar cualquier inconveniente, el Doctor César Calderón es un reconocido cirujano plástico en Perú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu