TODO LO QUE DEBES SABER ANTES DE REALIZARTE UN LIFTING FACIAL

TODO LO QUE DEBES SABER ANTES DE REALIZARTE UN LIFTING FACIAL
No hay comentarios »

Los lifting faciales, conocidos en el ámbito clínico como ritidectomía, es un procedimiento quirúrgico llevado a cabo para reducir la apariencia del rostro, reduciendo las arrugas y otras marcas importantes del envejecimiento para así poder mejorar el aspecto general de la cara y el área mandibular del rostro.

Este procedimiento con el paso de los años se ha vuelto la intervención cosmética más solicitada por los adultos mayores a los 40 años de edad que desean lucir un rostro joven y jovial pese a su décadas de vida.

El lifting facial puede ayudar a reducir los estragos destructivos que el tiempo, el estrés y la exposición a los elementos ambientales puede generar en el rostro.

¿CÓMO SE LLEVA A CABO?

Para lograr los resultados rejuvenecedores esperados, durante la cirugía plástica, el especialista estético estirará y tensará los músculos de la parte inferior del rostro y la papada, removiendo los excedentes musculares y de piel, con la finalidad de proporcionarle al rostro una apariencia mucho más firme.

Un cirujano plástico experimentado llevará este procedimiento con la delicadeza de la experticia, obteniendo así resultados extraodinariamente perfectos, sin cicatrices importantes y un resultado natural.

De tal manera, diversos estudios muestran que la mayoría de los pacientes que se someten a este tipo de cirugía plástica se sienten satisfechos con los resultados finales.

Existen distintos tipos de facelifting en relación con el estiramiento tradicional, y cada uno de ellos involucra procesos específicos, no obstante, todos tratan de lograr el mismo objetivo y depende mucho de la decisión del médico especialista y el paciente.

¿CÓMO SABER SI SOY UN BUEN CANDIDATO PARA ESTE TIPO DE CIRUGÍA?

Los liftings faciales pueden ser la manera ideal de lograr una apariencia joven en los rostros afectados por el envejecimiento, ayudando a las personas a alcanzar mayores niveles de confianza y aceptación. No obstante, muchos pacientes con estas mismas necesidades consideran que pueden alcanzar sus objetivos con procedimientos no invasivos, como el peeling facial y la microdermoabrasión.

De la misma manera, algunos pacientes que se sienten insatisfechos con los resultados alcanzados a través del estiramiento facial, suelen solicitar otros tipos de cirugía como el lifting de cuello o de frente, usualmente debido a una mla alineación de expectativas con su cirujano plástico respecto a las limitaciones del lifting facial.

Por ello, en términos generales, un buen candidato para un lifting facial es una persona preparada para asumir las instrucciones pre y post operatorias de su cirujano plástico.

Por otro lado, hay algunos criterios físicos y médicos necesarios para que un paciente sea considerado ideal para este tipo de procedimientos quirúrgicos:

LA ELASTICIDAD DE LA PIEL:

Un buen candidato para un lifting facial es un paciente que es capaz de conservar la elasticidad de su piel sin importar el estiramiento y el corte que es llevado a cabo para alcanzar los resultados esperados en la cirugía. En ese sentido, los mejores efectos son conseguidos en las personas que tienen pieles naturalmente elásticas capaces de adaptarse a su nuevo y mejor definido contorno facial.

ESTRUCTURA ÓSEA FUERTE:

Idealmente, un buen candidato de lifting facial tendría una excelente y bien definida estructura ósea, para proveer soporte al estiramiento de piel. Los pacientes con una estructura ósea menos angular o marcada, podrían beneficiarse de implantes que permitan sus rostros lucir mucho más definidos.

EXPECTATIVAS REALISTAS:

Las personas que más valoran o aprecian los resultados de este tipo de procedimientos son aquellas que están conscientes de las limitaciones y posibilidades que se derivan de su ejecución. En ese sentido, un paciente ideal es aquel que comprende lo que desea lograr con un lifting facial y entiende con claridad lo que puede ser alcanzado.

BUENA SALUD:

Los mejores candidatos para un lifting facial poseen un historial médico saludable y se encuentran en un buen estado de salud, de modo que son capaces de soportar el proceso de recuperación y sanación posterior a la operación.

EXCESO DE PIEL:

Puesto que durante este tipo de cirugía plástica es común que algo de piel sea perdida o removida durante el procedimiento, por esto, es de suma importancia que el paciente posea algo de piel sobrante con la que el cirujano pueda trabajar.

¿CUÁLES SON LOS COSTOS DE UN LIFTING FACIAL?

Los precios de un lifting facial varían mucho dependiendo de factores como la experiencia del doctor, el hospital en el que es realizado, la localización, etc. En ese sentido, en los Estados Unidos esta operación puede tener un costo de unos $6000 dólares según el promedio nacional, pero en países latinoamericanos como El Perú, los costos de esta intervención en el rostro alcanzan tan solo unos $1500 dólares, por la operación y unos $1000 dólares extra por el proceso de recuperación y los implementos necesarios.

Otros factores que afectan el precio de la cirugía son:

  • El tipo de facelifting.
  • El tipo de anestecia utilizada.
  • Las técnicas utilizadas para tratar la piel del rostro.
  • Los tratamientos adicionales a la cirugía, como revisiones posteriores, cambios de vendajes, masajes, entre otros.
  • La reputación del cirujano plástico.

¿QUÉ DEBES TOMAR EN CUENTA ANTES DE LA OPERACIÓN?

doctor-revision-lifting-facial

La preparación para el lifting facial comienzan en la consulta pre-operatoria. En la que el médico recomendará que dos semanas antes del procedimiento quirúrgico los pacientes deberían dejar de fumar, para permitir el flujo de oxígeno puro a través del torrente sanguíneo.

También es bastante común que algunos tipos de vitaminas y suplementos sean recetados.

En cuanto a los procedimientos prácticos necesarios en la preparación para la cirugía, es importante que los pacientes aseguren su transporte de vuelta a casa luego de que el procedimiento sea hecho. Asimismo, deberían pedir días libres en el trabajo. Algunos pacientes encuentran beneficioso preparar un kit postoperatorio en el que puedan tener todo lo que necesitarán después de la cirugía.

¿CÓMO ES EL PROCESO DE RECUPERACIÓN?

El tiempo de recuperación suele variar dependiendo del paciente y el tipo de lifting facial que sea realizado. No obstante, por lo general todo el proceso de sanación dura alrededor de 3 semanas, durante las cuales el paciente deberá tener distintos cuidados para garantizar una completa recuperación.

El día después de la operación: una vez la anestesia deja de surtir efectos, es probable que el paciente se sienta adolorido o entumecido. Comúnmente el paciente tendrá vendajes alrededor de la cara y drenajes para evitar la retención de fluidos. Estos drenajes suelen mantenerse por unos dos días.

En esta fase es importante para los pacientes mantener la calma, porque el primer día suele ser el más doloroso y molesto de todos, al no estar acostumbrados a la sensación después del lifting facial.

Es probable que el doctor sugiera un chequeo unos dos días después de la operación.

Una semanas después de la operación: en esta fase es importante que los pacientes se concentren en mantenerse calmados y evadir las actividades que requieran de mucho esfuerzo físico, pero también deberían evitar el sedentarismo para lograr que la sangre fluya por el cuerpo con normalidad, así que se recomiendan caminatas cortas frecuentes para evitar los coágulos.

Después de 5 o 7 semanas, lo probable es que el paciente visite nuevamente al cirujano plástico para retirar los vendajes de manera definitiva.

Durante este periodo también se recomienda:

  • Usar los vendajes y cambiarlos con regularidad.
  • No mojar la cara
  • Mantener los drenajes limpios.

¿CÓMO SERÍAN LOS RESULTADOS FINALES?

Cómo fue explicado antes, los resultados finales dependerían del tipo de piel y el procedimiento hecho, pero en general lo que busca lograr esta cirugía plástica es alcanzar un aspecto joven y revitalizado en la piel del rostro. Asimismo, los pacientes deben estar conscientes de que las cicatrices faciales son inevitables después de la intervención quirúrgica, pero esto el médico se esforzará por hacerlas lo menos visibles posible.

El lifting facial no es la solución permanente para el envejecimiento , sin embargo, es capaz de de dar a la piel del rostro un aspecto mucho más fresco y juvenil. Así que si sientes que este tipo de cirugía es para ti, no lo dudes más y consulta a un cirujano plástico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu